Tablero eléctrico domiciliario

Tablero eléctrico domiciliario

21 diciembre 2009

Tablero eléctrico domiciliario

El tablero eléctrico es la central de comando de toda la instalación eléctrica de un edificio, en él se encuentran los interruptores, el medidor de consumo y los cortacircuitos y fusibles, entre otros elementos.

Es necesario que los dispositivos de protección actúen de manera inmediata, para que se produzca la interrupción de la corriente al momento de la falla, evitando accidentes de importancia.

Para evitar las sobrecargas, es recomendable distribuirlas en varios circuitos, esto permite que se interrumpa el suministro en el circuito que presenta problemas sin cortar el resto del servicio. En una residencia se recomienda instalar por separado un circuito para la iluminación, otro para los tomacorrientes y un tercero, para los tomacorrientes de mucha carga, como el de la cocina y el del lavadero.

Elemento eléctricos de protección:

En una instalación eléctrica existen varios tipos de protección distintos:

- Fusibles:
Interrumpen el circuito cuando reciben una sobrecorriente que quema el filamento de conducción que contienen en el interior. Se emplean como protección contra cortocircuitos y sobrecargas.

- Disyuntor o interruptor termomagnético:
Este interruptor tiene una protección térmica que se desconecta ante sobrecorrientes. Se utiliza para proteger cada circuito de la instalación y su función principal es la de proteger a los conductores eléctricos de los aumentos de temperatura.

- Interruptor diferencial:
Estos interruptores están destinados a la protección del usuario contra los contactos directos. Se debe instalar en el tablero eléctrico, luego del interruptor automático del circuito que se desea proteger o después del interruptor automático general, en caso de que deseemos instalar uno solo. Su capacidad en este caso, debe ser igual o superior a la del disyuntor. Este interruptor censa la corriente que circula por el neutro que debe ser nula, pero en caso de fallas, la corriente se deriva a tierra, pasando entonces corriente por el neutro, en cuyo caso, el interruptor diferencial corta la corriente. Es una protección muy sensible, comienza a actuar en el orden de los 30 miliamperes. Deben complementarse con la puesta a tierra, porque de lo contrario, no detectará la fuga hasta que el usuario haga contacto con el elemento dañado, recibiendo una descarga eléctrica.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen