Lámpara de lava

Lámpara de lava casera

16 diciembre 2009

Lámpara de lava casera

Las lámparas de lava son muy populares en la decoración actual debido a sus características que recuerdan el fluir de la lava candente. Fueron inventadas en 1960 por el inglés, Edward Craven Walker en los años 60 y se popularizó de inmediato.

Estas lámparas funcionan debido a las propiedades de los materiales que contienen en su interior, dos líquidos que no pueden mezclarse, con distintas densidades, que al calentarse dilatan de manera diferente, lo que ocasiona el desplazamiento del material menos denso hacia el otro extremo de la lámpara. El cual, a su vez retornará a su punto inicial cuando se enfríe.

Cómo hacer una lámpara de lava:

Las lámparas de lava constan de un recipiente de vidrio hermético donde se encuentran dos líquidos no miscibles de diferente color, uno transparente, alcohol isopropílico diluido en agua, y aceite de parafina coloreado. En la base se ubica una lámpara de baja potencia.

El aceite de parafina es más denso que el alcohol a temperatura ambiente, por lo que se deposita en el fondo del recipiente, pero cuando se enciende la lámpara, se calienta y dilata aumentando su volumen, lo que disminuye su densidad, por lo tanto, se hace más liviano que el alcohol y sube hasta la parte alta del recipiente. Pero, cuando está en la parte alta pierde temperatura, por lo que nuevamente será más denso que el alcohol y bajará.

Materiales:

- aceite de parafina
- óleo del color deseado (para colorear la parafina)
- alcohol isopropílico diluido en un poco de agua
- botella o pote de vidrio, con tapa roscable
- base o soporte para colocar la lámpara y la resistencia
- lámpara de 40W tamaño mignon
- portalámparas
- cable
- interruptor
- ficha para conectar a la red eléctrica

Procedimiento:

Para armar la base eléctrica debemos conectar el portalámparas con el cable y agregarle el interruptor. Insertamos el portalámparas en la base. La base puede ser simplemente una lata o vaso de acero, al cual le hicimos un orificio en la parte lateral, para pasar el cable, y le colocamos entonces el portalámparas. También puede ser una pantalla o lámpara plana, sobre la cual colocaremos la botella, y que debe calzarle perfectamente. Es conveniente hacer algunos orificios pequeños en la base, para ventilar la lámpara.

Con la base pronta, nos dedicamos a preparar la botella o pote, mezclamos el aceite de parafina con el color elegido, hasta que quede homogénea. Llenamos la botella hasta completar un cuarto de ella. Luego preparamos la dilución de alcohol y llenamos la botella, cuidando de dejar un espacio para las burbujas. Tapamos la botella y sellamos la tapa con silicona.

Colocamos la botella en la base y encendemos la lámpara. Tendremos que esperar hasta que la temperatura aumente, para que el aceite comience a ascender. Mientras la temperatura aumenta, el aceite se divide en pequeñas esferas que ascienden a la parte superior de la botella.

Es recomendable utilizar una botella de buena calidad, pues de lo contrario, no conseguiremos el bonito efecto deseado.

Hay (1) comentarios:

  1. onelia

    8 de abril de 2011

    buenisimas!!!!!!!!!

    Like or Dislike: Thumb up 1 Thumb down 1

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen