Reparar grietas en las paredes

Cómo reparar grietas en las paredes

13 enero 2010

Las paredes suelen presentar grietas en algún momento, esto se debe a diversas causas, el paso del tiempo, la falta de mantenimiento, el asentamiento de la construcción, los movimientos ocasionados por vibraciones y las dilataciones y contracciones.

Hay muchos productos para reparar estas grietas y debemos determinar su origen, magnitud y el material de la pared, para elegir dicho producto.

Recomendaciones para reparar los distintos tipos de grietas:

- Grietas pequeñas: para estas grietas es aconsejable emplear una masilla tapagrietas que se aplica directamente sobre la misma. Las hay de secado rápido, lo cual acorta el tiempo de reparación. También se pueden cubrir con cemento blanco.

- Grietas grandes: se puede utilizar masilla universal, debe ser una indicada para rellenar agujeros de más de 10cm de profundidad. También se pueden emplear bandas tapagrietas, que son más fáciles de emplear, pero con mayor costo. Estas bandas pueden ser autoadhesivas o pueden pegarse con yeso.

- Grietas en paredes de cemento y ladrillo: en este caso, utilizaremos los materiales originales si la grieta es grande y si es pequeña, podemos utilizar reparadores de resina. En caso de que quede algún elemento metálico a la vista, utilizaremos anticorrosivos.

- Grietas en paredes de escayola y yeso: en estas paredes lo ideal son las bandas tapagrietas y la masilla universal, debido a su color blanco.

Cómo reparar una grieta:

Cuando la grieta es muy profunda o reaparece periódicamente, es mejor consultar con un profesional para que haga una reparación más adecuada. Hay zonas más proclives a la aparición de grietas porque están expuestas a movimientos y vibraciones, como las que están alrededor de una puerta o ventana. Debemos descartar que las grietas sean consecuencia de un fallo estructural, en este caso debemos acudir a profesionales.

Primero que nada, debemos remover todas las partes flojas que estén en el borde de la grieta, para evitar que se desprendan luego que la hayamos rellenado. Trataremos de que la hendidura quede con forma de V, para que facilite la introducción de la masilla o la banda. Luego limpiamos bien la zona para eliminar todo el polvillo, que impediría que la masilla se adhiera bien a la pared.

Humedecemos primero la grieta con un poco de agua, para que facilite la adherencia del relleno. Con una espátula introducimos la pasta poco a poco, para que vaya rellenando la grieta sin dejar huecos. Presionamos bien para que quede compacta. No debemos permitir que la masilla se seque antes de que hayamos culminado de rellenar la grieta. En caso de ser necesario, humedecemos la masilla mientras trabajamos.

Cubrimos y dejamos secar. Si la grieta es profunda, aplicamos el relleno en dos capas, entonces debemos dejar que la primera capa seque antes de aplicar la siguiente. Dejamos secar bien. Luego lijamos la superficie para emparejar, tratando que no se note la restauración.

Las bandas tapagrietas son muy fáciles de aplicar. Tomamos la medida de la fisura y la trasladamos a la banda. En el caso de bandas autoadhesivas, sólo basta retirar la protección del pegamento y colocarla sobre la hendidura. Las bandas que no tienen adhesivo tienen forma de gasa y debemos preparar un poco de yeso para pegarlas.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen