Instalar puerta corredera

Cómo instalar una puerta corredera para ganar espacio

28 mayo 2012

Cómo instalar una puerta corredera para ganar espacio

A la hora de decorar ambientes interiores, uno de los elementos que más problemas nos ocasiona es la falta de espacio y muchas veces no conocemos una forma efectiva de solucionarla. Las puertas y ventanas son elementos constructivos que ocupan espacio que podríamos aprovechar de una mejor manera, por eso vamos a ver cómo instalar una puerta corredera para ganar espacio.

Las puertas correderas nos permiten ganar hasta un metro cuadrado de superficie útil, a la vez que conectan o independizan estancias y nos permiten ganar cualidades para los ambientes como intimidad, luminosidad o amplitud, de acuerdo a lo que busquemos al realizar la reforma.

Los ambientes ideales para instalar estas puertas son: dormitorios pequeños, cocinas, baños, estudios, apartamentos monoambientes, armarios, donde resultan más beneficiosas que las tradicionales puertas batientes.

No todas las puertas correderas son iguales, podemos encontrar una extensa variedad, corredera vista, corredera empotrada, de hoja sencilla, de hojas contiguas, de hojas paralelas.

Una de las alternativas de puertas correderas, es convertir la puerta tradicional en corredera utilizando los mecanismos de guía externa con tapa que la cubra. Este sistema es económico, aunque tiene una desventaja y es que no se pueden apoyar muebles contra la pared en la zona que se desliza la puerta. Es una de las más empleadas para comunicar espacios (el salón con el comedor, el comedor con la cocina, el estudio con el salón, etc.).

Las puertas correderas empotradas requieren de obra previa, ya que hay que hacer un hueco en la pared para albergar la puerta. Este sistema se utiliza generalmente en construcciones con paredes interiores de yeso, donde se ha incluido la puerta corredera en el proyecto del diseño. También pueden utilizarse las puertas correderas empotradas con armazón metálico que sustituye al tabique y va recubierto de yeso.

Instalación de una puerta corredera con guía exterior

Para hacer la instalación de una puerta corredera exterior de cristal se necesita una guía (carril) que va adosada a la pared en la parte superior del vano y un sistema de rodamientos que se instalan en el canto superior de la puerta, aunque se pueden utilizar dos guías, una superior y otra inferior, que da mejor sujeción a la puerta.

En el caso de armarios, suele utilizarse el sistema de dos guías para dar más firmeza a la puerta, que no tiene peso suficiente para estabilizarse. Este sistema lleva los rodamientos en la parte inferior de la puerta y unos guiadores en la parte superior de la misma.

Para nuestra puerta, compramos un cristal templado de las dimensiones deseadas, puede ser esmerilado o decorado con un vinilo. Debemos solicitar al vidriero que realice las perforaciones para sujetar los rodamientos.

Instalamos las guías sobre el vano con tacos Fisher. Para ello trazamos una línea tan larga como la guía primero. A cinco centímetros de los extremos de la guía agujereamos con un taladro para colocar los tacos. Fijamos la guía a la pared y le colocamos los frenos de los extremos.

En el piso se coloca una guía tope donde comienza la pared del vano, a 2,4cm del borde. Fijamos la guía tope con tacos al piso.

Colocamos los rodamientos en el cristal y los sujetamos con tornillos o pernos. Ubicamos la puerta en su posición sobre la guía y colocamos el tirador para terminar.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen