Cambiar el sifón del fregadero

Cómo cambiar el sifón de tu fregadero

8 febrero 2013

Cómo cambiar el sifón de tu fregadero

Tal vez te has preguntado alguna vez, ¿para qué sirve el sifón del fregadero? Bueno, sirve para evitar los malos olores mediante una cámara de agua que forma en su depósito. También nos permite recoger algunos residuos que podrían obstruir los desagües. Por eso te voy a explicar cómo cambiar el sifón de tu fregadero, en caso que sufra algún desperfecto.

Si bien, actualmente existen infinidad de formatos de sifones, el más común es el que te mostramos en la fotografía, que consiste en un tubo con un depósito roscado debajo, que te permite retirar la parte inferior para limpiarlo. El depósito siempre contiene agua hasta el nivel del desagüe, oficiando de tapón que evita el pasaje de los malos olores hacia la salida y por lo tanto, hacia el interior del hogar.

El depósito del sifón sirve a su vez como depósito para todos los residuos que pueden escaparse al lavar la vajilla o cocinar y que podrían obstruir la tubería. Dicho depósito va enroscado al cuerpo del sifón, por lo que puedes retirarlo para desobstruirlo.

En el caso de que el sifón sufra una pinchadura (orificio) o cualquier pérdida, también es muy sencillo cambiarlo, porque va roscado a la tubería, de modo que sólo debes desenroscarlo y cambiarlo por otro igual.

Si tienes un sifón de los antiguos, entonces se complica un poco el cambio, ya que puede estar soldado o pegado a la tubería, dependiendo del material con que fue construido. Si es de plomo, entonces estará soldado y debes cortarlo y soldar uno nuevo. Pero es bastante poco probable que consigas repuesto de estos sifones, de modo que deberías repararlo con soldadura o cambiar todo el sistema de desagüe del fregadero, sustituyéndolo por uno de plástico.

Si el sifón está pegado, entonces deberás desprenderlo con cuidado de no romper la tubería y colocar uno nuevo, también pegado como estaba el anterior.

Pero vamos a centrarnos en el sifón moderno, que es lo que deberás utilizar. Estos sifones, como te dije, vienen roscados a los tubos del desagüe del fregadero y debes desenroscarlos para fijar el nuevo sifón. Utiliza una llave para tubos o una mordaza para aflojar las piezas.

Para la unión del sifón con los tubos de desagüe utilizaremos juntas que vienen con el nuevo sifón y sellaremos la unión con silicona, para asegurar su estanqueidad. También puedes utilizar cinta de teflón para mejorar la estanqueidad de la conexión.

Además de la junta, el sifón lleva en su entrada una rejilla de filtración, que evita el pasaje de los sólidos hacia la tubería. Esta pieza puede ir simplemente calzada dentro del tubo y sujeta con la junta y la rosca de plástico, o puede sujetarse con un tornillo.

Una vez que unimos el sifón al tubo que sale del fregadero, uniremos su otro extremo a la tubería de desagüe de forma similar.

Un consejo, no ajustes mucho la unión del sifón con el fregadero hasta que esté perfectamente unido a la tubería de desagüe.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen